4 Factores de riesgo de la escoliosis

4 Factores de riesgo de la escoliosis

La escoliosis es una afección común de la columna vertebral que afecta a millones de personas en Estados Unidos. Afortunadamente, los médicos suelen poder diagnosticar esta enfermedad a tiempo y ayudar a los pacientes a encontrar un tratamiento.

Dado que la intervención temprana puede evitar que la escoliosis progrese y se agrave, es esencial conocer los factores de riesgo de escoliosis más comunes para asegurarse de que usted o su hijo se someten a las pruebas de detección adecuadas.

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis describe cuando la columna vertebral se curva lateralmente. Los pacientes con mediciones del ángulo de la columna vertebral entre 25 y 40 grados tienen una escoliosis moderada, mientras que una medición del ángulo de la columna vertebral superior a 40 grados es un signo de escoliosis grave.

Los efectos de la escoliosis varían en función de la condición específica de cada persona. Un paciente con escoliosis leve o moderada puede experimentar síntomas menores, como cambios sutiles en su postura, en su forma de andar o en la forma en que su ropa cuelga del cuerpo. Si un paciente tiene una escoliosis grave, puede experimentar cambios posturales más drásticos y afecciones relacionadas. Estos problemas pueden afectar a los pulmones, el equilibrio y la movilidad. La escoliosis y sus efectos provocan un estrés excesivo y afectan a la salud mental de algunos pacientes.

¿A quién afecta más la escoliosis?

Esta condición afecta comúnmente a los adolescentes, pero los niños y los adultos también pueden desarrollar la curvatura. Algunos casos son congénitos, lo que significa que algunos pacientes nacen con escoliosis. Las personas tienen el mismo riesgo de padecer escoliosis independientemente del sexo, aunque las niñas y las mujeres suelen tener casos más graves que requieren tratamiento.

4 factores de riesgo de la escoliosis

4 factores de riesgo de la escoliosis

Cada caso de escoliosis es único, pero las causas más comunes de esta condición incluyen:

  1. Condiciones neuromusculares
  2. Cirugía de la pared torácica realizada a una edad temprana
  3. Problemas de la médula espinal, infecciones y lesiones
  4. Trastornos que afectan al desarrollo de la columna vertebral

Aunque factores como la edad, el sexo y los antecedentes familiares pueden aumentar el riesgo de desarrollar escoliosis, la causa de la mayoría de los casos es desconocida. En consecuencia, usted o su hijo pueden desarrollar una escoliosis sin experimentar ningún factor de riesgo. Estos casos se consideran idiopáticos, lo que significa que los especialistas no tienen una causa definida que señalar. Aunque la escoliosis idiopática puede desarrollarse a cualquier edad, es frecuente durante la adolescencia, cuando el rápido crecimiento hace que la curvatura de la columna vertebral sea mayor y más perceptible.

Tratar la escoliosis a tiempo con el New York Spine Institute

La mejor manera de prevenir los factores de riesgo de la escoliosis o de ralentizar su progresión es mediante un tratamiento temprano. En el New York Spine Institute, nuestros especialistas en escoliosis ofrecen tratamientos personalizados para controlar la progresión de la escoliosis y corregir la curvatura de la columna vertebral. Dé el primer paso para mejorar su columna vertebral concertando una cita con nosotros hoy mismo.