New York Spine Institute Spine Services

¿Qué es un tumor medular?

¿Qué es un tumor medular?

By: Timothy T. Roberts, M.D. FAAOS

Dr. Roberts earned his Doctorate of Medicine from Tufts University School of Medicine in Boston, Massachusetts. He completed his orthopedic residency at Albany Medical College. Dr. Roberts then went on to complete the neurosurgery/orthopaedic spine surgery-combined fellowship at the prestigious Cleveland Clinic. Following graduation, Dr. Roberts worked for several years in a large private practice in Florida, but has since returned to his native New York.

Los tumores medulares surgen de crecimientos anormales de células en la médula espinal y sus alrededores. Estos tumores pueden surgir de los huesos de la columna vertebral, de las cubiertas de la médula espinal o incluso de la propia médula espinal y los nervios.

¿Qué causa un tumor medular?

Estos tumores pueden ser primarios, lo que significa que se originan en un grupo de células en el lugar de crecimiento del tumor, o pueden ser secundarios, lo que significa que las células tumorales se originan en una región distante del cuerpo. Los tumores secundarios surgen de un cáncer metastásico que se ha extendido desde otra región del cuerpo.

¿Cómo se diagnostica un tumor medular?

Los pacientes con tumor medular pueden presentar una serie de síntomas, entre ellos: dolor de espalda o cuello, pérdida sensorial y debilidad muscular progresiva que afecta a los brazos y/o las piernas. Una resonancia magnética o una tomografía computarizada de la columna vertebral suelen confirmar el diagnóstico y la localización del tumor.

¿Cómo se trata un tumor medular?

Las opciones de tratamiento de los tumores medulares dependen en gran medida de dos factores: La localización del tumor y el tipo de tumor. La localización del tumor se define de las siguientes maneras:

  1. Fuera de la médula espinal y sus cubiertas (Extradural)
  2. Fuera de la médula espinal pero contenida dentro de la cubierta (duramadre) de la médula espinal (Intradural-Extramedular)
  3. En la propia médula espinal (Intramedular)

Los tumores extradurales son el tipo más común de tumor espinal y pueden surgir principalmente de los huesos y el cartílago de las vértebras de la columna vertebral o pueden representar una propagación metastásica desde otra parte del cuerpo. Dependiendo del tipo de tumor, el tratamiento puede incluir cualquier combinación de cirugía, radiación y/o quimioterapia. Algunos tumores, como el linfoma y el mieloma múltiple, son muy sensibles a la radiación y suelen tratarse sólo con ella. En cambio, muchos tumores benignos, como los quistes óseos aneurismáticos o los osteomas osteoides, pueden ser curables sólo con la resección quirúrgica. Otros tumores, como el cáncer de pulmón o de mama metastásico, se pueden tratar con una combinación de cirugía y radioterapia y quimioterapia. El tratamiento quirúrgico suele implicar la retirada de importantes segmentos estabilizadores de la columna vertebral, lo que hace necesaria la reconstrucción de la columna con instrumentación.

Los tumores intradurales-extramedulares suelen consistir en crecimientos benignos que surgen de las raíces nerviosas o de las cubiertas de la médula espinal. Los neurofibromas y los schwannomas son crecimientos benignos de las raíces nerviosas de la médula espinal. Los meningiomas son crecimientos benignos que surgen de las cubiertas de la médula espinal. Estos tipos de tumores suelen ser completamente curables sólo con la cirugía.

El último grupo está formado por los tumores que surgen de la propia médula espinal (tumores intramedulares). Los astrocitomas, los ependimomas y los hemangioblastomas son los tipos más comunes de tumores intramedulares de la columna vertebral. Estos tumores suelen ser benignos y la escisión quirúrgica, cuando es posible, es el método preferido de tratamiento. Los tumores benignos que vuelven a crecer tras la resección quirúrgica suelen tratarse con una nueva intervención quirúrgica y, en ocasiones, con radiación. En raras ocasiones puede haber un astrocitoma maligno o una metástasis. Estos tumores suelen tratarse con cirugía seguida de radiación.

 

A) Resonancia magnética preoperatoria con contraste de la columna torácica que demuestra un tumor que realza en el canal espinal comprimiendo la médula espinal.

 

B) Fotografía intraoperatoria que muestra el tumor. Observe cómo el tumor está distorsionando la médula espinal. En este caso el tumor era un hemangioblastoma.

 

C) Resonancia magnética sagital postoperatoria de la columna torácica que demuestra la resección completa del tumor.