New York Spine Institute Spine Services

Cordoma

El New York Spine Institute se compromete a proporcionar a nuestros pacientes con cordoma el más alto nivel de atención y tratamiento personalizado. Nuestras oficinas se extienden por toda el área de la ciudad de Nueva York y cuentan con profesionales de la salud certificados para ayudarle a recuperar su salud.*

TRATAMIENTO DEL CORDOMA EN NYC Y LONG ISLAND

El New York Spine Institute se compromete a proporcionar a nuestros pacientes con cordoma el más alto nivel de atención y tratamiento personalizado. Nuestras oficinas se extienden por toda el área de la ciudad de Nueva York y cuentan con profesionales de la salud certificados para ayudarle a recuperar su salud.

LOS MEJORES MÉDICOS DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK Y LONG ISLAND PARA EL CORDOMA

El cordoma es un tumor canceroso poco frecuente que crece a lo largo de los huesos de la base del cráneo y la columna vertebral. Un cordoma se forma a partir de pequeños restos de células embrionarias que acaban convirtiéndose en los discos de la columna vertebral.

El New York Spine Institute se enorgullece de contar con médicos certificados para tratar todas las afecciones relacionadas con la columna vertebral. Nos esforzamos por ofrecer a cada paciente el más alto nivel de excelencia, que incluye un diagnóstico que puedan entender y un plan de tratamiento personalizado.

Programe su cita

Por qué elegir NYSI

Cuidado de calidad

Entendemos que nuestros clientes son únicos, junto con su condición. Por ello, diseñamos cada plan de tratamiento de forma personalizada, caso por caso. Nuestros pacientes recibirán una atención de calidad, tanto si necesitan una simple fisioterapia con un especialista de la espalda como una compleja operación con un cirujano de la columna vertebral.

Líderes de la industria

Con décadas de experiencia, Alexandre B. de Moura, M.D., FAAOS es el director médico del New York Spine Institute y dirige un equipo de respetados y experimentados especialistas en columna vertebral. El equipo profesional de NYSI está dirigido por
Alexandre B. de Moura
DOCTOR EN MEDICINA, FAAOS. Los médicos de la columna vertebral de NYSI son líderes del sector en diversos trastornos y ofrecen planes de tratamiento individualizados.

Múltiples idiomas

En el NYSI, el New York Spine Institute es consciente de que la única manera de ofrecer una atención verdaderamente personalizada es hacer que nuestros servicios sean accesibles para todo el mundo. Nuestros pacientes tienen la opción de recibir atención en español, portugués, francés, italiano, alemán y ruso. acomodar a nuestros pacientes de diferentes orígenes.

Comprender las causas de su cordoma

El cordoma forma parte de un grupo más amplio de tumores malignos de huesos y tejidos blandos conocidos como sarcomas. Aunque son poco frecuentes, son el tumor más común del sacro (base del cráneo) y de la columna vertebral. Además, un cordoma suele ser un tumor de crecimiento lento, a menudo sin síntomas iniciales.

Los cordomas son complicados de tratar, debido a la posición del tumor cerca de la médula espinal, el tronco cerebral y otros nervios y arterias críticos. También se sabe que los tumores reaparecen después de un tratamiento exitoso, normalmente en el mismo lugar que el primer tumor. El cordoma suele afectar a personas de entre 50 y 70 años, y es dos veces más probable que afecte a los hombres que a las mujeres. Aun así, este tipo de tumor se diagnostica en apenas un millón de personas al año.

Es importante tener en cuenta que existen cuatro subtipos de cordoma, cada uno de ellos definido por su aspecto al microscopio. Estos subtipos son:

  1. Cordoma convencional (clásico). Esta es la forma más común de cordoma.
  2. Cordoma poco diferenciado. Este subtipo recientemente identificado puede ser más agresivo y crecer más rápido que el cordoma convencional, y es más común en pacientes pediátricos y adolescentes; también es más común en pacientes de la base del cráneo y de las cervicales.
  3. Cordoma desdiferenciado. Este subtipo es más agresivo y crece más rápido que todos los demás tipos de cordoma, y es más probable que haga metástasis.
  4. Cordoma condroide. Este subtipo era más común en el pasado, cuando el cordoma convencional era difícil de distinguir del condrosarcoma.

Diagnóstico del cordoma

No hay factores de riesgo conocidos para el cordoma, por lo que es importante hacerse pruebas si se sospecha que algo va mal. Aunque la mayoría de los cordomas se producen al azar y no son el resultado de un rasgo genético heredado, existen factores genéticos asociados al cordoma. Por ejemplo, más del 95% de los pacientes con cordoma comparten una variación de una sola letra en la secuencia de ADN del gen «brachyury», aunque esta variación por sí sola no causa el cordoma.

Un cordoma se diagnostica mediante un conjunto de pruebas y procedimientos. Se extrae una muestra de células, conocida como biopsia, y se envía al laboratorio para su análisis. Estas células serán examinadas por los patólogos para determinar si hay células cancerosas. En algunos casos, el médico puede solicitar imágenes detalladas. Estas pruebas de imagen, que pueden realizarse aquí mismo en el New York Spine Institute, ayudarán a visualizar su cordoma y podrán determinar si las células cancerosas se han extendido más allá de la columna vertebral o la base del cráneo.

Opciones de tratamiento para el cordoma

Las opciones de tratamiento dependen del tamaño y la localización del tumor, así como de si ha hecho metástasis. Las opciones incluyen la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y las terapias dirigidas.

Los tratamientos para un tumor de la columna sacra suelen ser la cirugía, la radioterapia o la radiocirugía. Estas tres técnicas se dirigen directamente al tumor y tienen como objetivo eliminar la totalidad del mismo. El tratamiento de un tumor en la base del cráneo suele consistir en una intervención quirúrgica seguida de radioterapia, ya que esta localización presenta un riesgo mucho mayor de dañar el tejido sano cercano y se encuentra cerca de estructuras críticas como la arteria carótida.*

*La eficacia del diagnóstico y el tratamiento variará según el paciente y la afección. New York Spine Institute no garantiza ciertos resultados.

¿Necesita una consulta para su cordoma?

Programe su cita