Escoliosis pediátrica

LOS MEJORES MÉDICOS DE LA CIUDAD DE NUEVA YORK Y LONG ISLAND PARA LA ESCOLIOSIS PEDIÁTRICA

La escoliosis pediátrica es una condición médica en la que se presenta una curvatura de la columna vertebral de lado a lado, a diferencia de las curvas naturales de adelante hacia atrás. El tratamiento de la escoliosis pediátrica suele consistir en un control rutinario por parte del médico, pero en algunos casos raros, cuando la escoliosis es grave, puede ser necesaria la utilización de un corsé o una intervención quirúrgica. El NYSI tiene oficinas ubicadas en toda la ciudad de Nueva York, Long Island, White Plains y Newburgh, NY, donde nuestros especialistas en columna vertebral pueden realizar pruebas y diagnósticos y proporcionar opciones de tratamiento adecuadas. Llame hoy para su consulta gratuita.

Programe su cita

POR QUÉ ELEGIR EL NEW YORK SPINE INSTITUTE

CUIDADO DE CALIDAD

Nuestros médicos de espalda y cuello ofrecen opciones de tratamiento personalizadas para satisfacer las necesidades individuales de todos nuestros pacientes. Desde la fisioterapia y el tratamiento del dolor hasta los procedimientos y las cirugías avanzadas de la columna vertebral, nos ocupamos de todo.

LÍDERES DE LA INDUSTRIA

Dirigido por nuestro director médico, Alexandre B. de Moura, M.D., FAAOS, nuestro equipo de médicos de la columna vertebral aquí en NYSI, con sus décadas de experiencia, han sido reconocidos como líderes de la industria en el tratamiento de trastornos complejos de la columna vertebral.

PERSONAL MULTILINGÜE

Nuestro personal multilingüe aquí en el NYSI habla inglés, portugués, francés, italiano, alemán, ruso y español, y nos esforzamos por ofrecer servicios de tratamiento de la escoliosis pediátrica a pacientes de todo el mundo.

PETER PASSIAS, M.D.

Especialista en escoliosis y deformidades de la columna cervical, lumbar y pediátrica

ENTENDER LAS CAUSAS DE SU ESCOLIOSIS PEDIÁTRICA

La escoliosis pediátrica puede ser diagnosticada por nuestros especialistas en columna vertebral, que recopilarán el historial de su hijo y realizarán un examen físico exhaustivo. Hay una serie de pruebas a las que puede tener que someterse un niño, entre ellas:

  • Radiografías: las radiografías proporcionan imágenes de los tejidos internos, los órganos y los huesos y miden el grado de curvatura de la columna vertebral del niño. Es la principal herramienta utilizada para diagnosticar la escoliosis pediátrica.
  • Resonancia magnética: una resonancia magnética utiliza un ordenador y grandes imanes para producir imágenes de los órganos y estructuras del cuerpo.
  • TAC – Un TAC utiliza un ordenador y rayos X combinados para crear imágenes detalladas del cuerpo.

Los síntomas más comunes de la escoliosis, que pueden presentarse de forma un poco diferente en un niño o en otro, incluyen

  • Diferentes longitudes de hombros
  • Diferencia en la altura o posición del omóplato
  • Diferencia en la posición o altura de la cadera
  • La cabeza no está centrada con el cuerpo
  • Al inclinarse hacia adelante, hay una diferencia en la altura de los lados de la espalda

Un especialista en columna vertebral realizará un examen físico completo y radiografías para determinar si el niño está afectado por la escoliosis y su gravedad. De nuevo, en algunos casos, el niño puede necesitar más pruebas, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada para diagnosticar el tipo y el grado de la escoliosis. Visite a nuestros especialistas en columna vertebral de Nueva York para obtener servicios de imagen, diagnóstico y opciones de tratamiento adecuadas.

DIAGNÓSTICO DE LA ESCOLIOSIS PEDIÁTRICA

La escoliosis pediátrica se produce más cerca de la edad de la pubertad, con síntomas que incluyen un aspecto anormal del tronco, dificultad para respirar y dolores de pecho o espalda. Esta afección no suele provocar dolores importantes ni otros problemas graves de salud, y tiende a permanecer igual una vez que el niño deja de crecer.

Existen tres tipos principales de escoliosis: idiopática, congénita y neuromuscular. La idiopática es la más común. Aunque su causa es desconocida, ya que es hereditaria, tiene una base genética y puede subclasificarse como infantil, juvenil, adolescente o adulta. La escoliosis congénita es una anomalía de la columna vertebral bastante rara que normalmente se detecta al nacer y que se desarrolla como síntoma secundario de otras afecciones como la espina bífida, la parálisis cerebral, la distrofia muscular o los traumatismos físicos.

OPCIONES DE TRATAMIENTO PARA LA ESCOLIOSIS PEDIÁTRICA

La detección precoz de la escoliosis pediátrica es fundamental para la prescripción de opciones de tratamiento eficaces.* Si la afección no se trata, puede causar problemas de salud adicionales, como problemas de la función cardíaca y pulmonar. El tratamiento adecuado de un niño afectado por escoliosis pediátrica dependerá de los síntomas, la edad, el estado de salud general y la gravedad de la enfermedad.

El objetivo principal del tratamiento de la escoliosis pediátrica es evitar que la curva existente empeore y prevenir la deformidad. Las opciones de tratamiento pueden incluir:

  • Observación, seguimiento y exámenes repetidos: el niño deberá acudir a un especialista en columna vertebral con frecuencia para controlar la curvatura de su columna. El grado de crecimiento del esqueleto del niño determinará si la curva se agrava o no. Normalmente, cuando un niño llega a la edad de la pubertad, la curvatura de la columna vertebral suele ralentizarse considerablemente.
  • Ortesis – Un niño que presenta una escoliosis pediátrica mientras está creciendo, puede requerir un corsé durante un largo periodo de tiempo.
  • Intervención quirúrgica – Si la curva de un niño mide 45 grados o más y el uso de aparatos ortopédicos no ha conseguido reducir la progresión de la curva, puede ser necesaria una intervención quirúrgica.

En resumen, sea cual sea el tipo de escoliosis, el diagnóstico precoz es fundamental. Los tratamientos que se aplican dependen del tipo específico de escoliosis, del tiempo de crecimiento que le queda al niño, del grado general de la deformidad existente y de la progresión prevista por el médico de la escoliosis.

Programe su cita

*La eficacia del diagnóstico y el tratamiento variará según el paciente y la afección. New York Spine Institute no garantiza ciertos resultados.

¿Necesita una consulta para su dolor de cuello?

Programe su cita