como dormir despues de una operacion de hombro

Una vez que supere la cirugía de hombro, puede esperar la curación. La parte difícil ha terminado, pero hay otro desafío que superar: la hora de acostarse. Para muchos pacientes, dormir después de una cirugía de hombro puede ser difícil.

Por qué es difícil dormir después de una cirugía de hombro

Hay algunas razones por las que es difícil dormir después de una cirugía de hombro. Parte del problema puede deberse al procedimiento en sí. Es posible que esté procesando la cirugía o sintiéndose ansioso por la curación. También puede tener medicamentos para el dolor con efectos secundarios que pueden dificultar el sueño.

El gran desafío es el dolor. Durante el día, puede ajustar su posición y postura para que se sienta más cómodo. Cuando está dormido, puede cambiar de posición y moverse, lo que empeora el dolor. Muchas personas tienden a dormir de lado o meten las manos debajo de la almohada. Ambas posiciones pueden torcer el hombro y empeorar el dolor.

Cómo dormir después de una cirugía de hombro

Descansar lo suficiente es importante para la curación después de su procedimiento. Afortunadamente, hay varias cosas que puede hacer para dormir bien en los días y semanas posteriores a la cirugía:

  • Hable con su médico o cirujano: pregunte sobre las mejores formas de dormir después de la cirugía y asegúrese de seguir sus consejos.
  • Hable con su farmacéutico: si necesita tomar medicamentos para el dolor después de su procedimiento, verifique si su medicamento tiene efectos secundarios que podrían impedirle dormir bien.
  • Use un cabestrillo por la noche: un cabestrillo ayuda a mantener el hombro estacionario para promover la curación. También reduce el riesgo de que tuerzas el brazo en una posición que puede causar incomodidad.
  • Duerma en una pendiente: si se mueve mientras duerme o tiende a dormir de lado, considere dormir en un sillón reclinable o apoyado en almohadas. Esto puede ayudar a mantener el movimiento al mínimo y ahorrarle algo de dolor.
  • Coloque una almohada entre su cuerpo y su brazo: Dormir en una nueva posición puede causar calambres y entumecimiento, especialmente si reduce el flujo sanguíneo. Acolchar su brazo con una almohada puede ayudar.
  • Aplique hielo antes de dormir: una compresa fría puede reducir la inflamación y frenar el dolor antes de dormir, lo que facilita conciliar el sueño. Para aplicar hielo correctamente en el hombro, envuelva una bolsa de hielo en una toalla y aplíquela suavemente en el área afectada durante no más de 30 minutos.

Dormir después de una cirugía de hombro puede significar dormir con el brazo en un cabestrillo o en una posición inclinada durante cuatro a seis semanas. Si nota que experimenta un dolor intenso o no duerme bien y se siente cansado durante el día durante estas semanas iniciales, consulte a su médico para obtener ayuda. Si nota dolor y dificultad para dormir después de seis semanas, haga una cita con su cirujano.

¿Necesita una cirugía de hombro?

Si siente dolor o tiene una lesión, el New York Spine Institute puede ayudarlo. Contamos con cirujanos y médicos experimentados que utilizan los últimos avances médicos para el diagnóstico y tratamiento mínimamente invasivo. Póngase en contacto con New York Spine Institute hoy para programar una cita con uno de nuestros médicos de ortopedia y medicina deportiva: