New York Spine Institute Spine Services

Qué esperar al recuperarse de una operación de estenosis espinal

Qué esperar al recuperarse de una operación de estenosis espinal

By: Angel Macagno, M.D. FAAOS

Dr. Angel Macagno was born and raised in Argentina where, as a board-certified physician, he practiced Orthopedic surgery for 15 years before deciding to fulfill his lifelong goal of practicing medicine in the United States.

Los huesos de la columna vertebral, que van desde el cráneo hasta el cóccix, desempeñan un papel fundamental en la protección de la médula espinal. Proporcionan estructura y apoyo al cuerpo, permitiéndole moverse y doblarse cómodamente. Cuando los espacios entre los huesos de la columna vertebral empiezan a contraerse, la médula espinal y las raíces nerviosas se comprimen, dando lugar a una afección denominada estenosis espinal.

Como puede imaginar, la estenosis espinal ejerce una enorme presión sobre la columna vertebral y dificulta enormemente los movimientos regulares. Afortunadamente, existen múltiples opciones quirúrgicas y no quirúrgicas para tratar esta afección.

Esta es su guía completa sobre la estenosis espinal, incluidas las causas, las opciones de tratamiento y el tiempo de recuperación previsto tras la cirugía de estenosis espinal.

¿Qué es la estenosis espinal?

La estenosis espinal se produce cuando uno o varios de los espacios de la columna vertebral empiezan a estrecharse, reduciendo el espacio para que los nervios se desplacen por la columna. Aunque es más probable que se produzca en personas mayores, los jóvenes con escoliosis u otras afecciones de la columna vertebral también pueden correr el riesgo de desarrollar estenosis espinal.

Los dos tipos principales de estenosis espinal son:

  • Estenosis lumbar: El estrechamiento se produce en la región lumbar, o parte baja de la espalda. La estenosis lumbar es el tipo más común de estenosis espinal.
  • Estenosis cervical: El estrechamiento se produce en el cuello.

Los métodos de tratamiento varían en función de la gravedad. Dependiendo de la localización de la estenosis espinal y de cuánto se estreche con el tiempo, la compresión de la médula espinal o de un nervio espinal puede causar hormigueo muscular, dolor, entumecimiento o debilidad. Los casos graves de estenosis espinal pueden causar problemas con la función intestinal o vesical. Aunque estos síntomas pueden empeorar con el tiempo, algunas personas no experimentan ningún síntoma de estenosis espinal.

¿Qué causa la estenosis espinal?

Algunos individuos nacen con canales espinales pequeños que provocan estenosis espinal. Sin embargo, la estenosis espinal suele producirse cuando otra afección reduce la cantidad de espacio dentro de la columna vertebral. Los siguientes factores pueden causar estenosis espinal:

  • Hernias discales: Los discos son almohadillas de goma que absorben los golpes entre los huesos de la columna vertebral. Cuando el disco se seca, puede agrietarse y dejar escapar material blando de su interior, lo que ejerce presión sobre la médula espinal y los nervios.
  • Espolones óseos: Afecciones como la artritis y la enfermedad ósea de Paget pueden provocar un crecimiento óseo adicional en la columna vertebral. Estos crecimientos, conocidos como espolones óseos, pueden introducirse en el canal raquídeo.
  • Tumores: Aunque es poco frecuente, los tumores pueden desarrollarse dentro del canal espinal y causar estenosis espinal.
  • Ligamentos gruesos: Los cordones que ayudan a mantener unidos los huesos de la columna vertebral a veces pueden engrosarse y endurecerse con el tiempo. Estos ligamentos gruesos pueden empujar el canal espinal.
  • Lesiones medulares: Un accidente de tráfico u otro traumatismo puede romper o dislocar los huesos de la columna vertebral. La inflamación de los tejidos cercanos tras una operación de espalda también puede ejercer presión sobre los nervios o la médula espinal.

Opciones de tratamiento para la estenosis espinal

El médico puede sugerir una o varias de estas opciones de tratamiento antes de recurrir a la cirugía:

  • Analgésicos: Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno o el paracetamol, pueden ayudarte a aliviar el dolor.
  • Cortisona: Su médico puede inyectarle un esteroide llamado cortisona en la columna vertebral. Esta inyección puede suponer un alivio a corto plazo o permanente.
  • Ejercicio o fisioterapia: El médico puede recomendar ejercicios o sesiones de tratamiento de f isioterapia para fortalecer los músculos de la espalda y el estómago, aliviar el dolor y mejorar la capacidad para caminar.

Muchos pacientes responden bien a métodos no quirúrgicos como la medicación. Sin embargo, algunos casos pueden requerir cirugía de estenosis espinal, como:

  • Dolor intenso a largo plazo, hormigueo y entumecimiento en brazos o piernas.
  • Tratamientos no quirúrgicos infructuosos.
  • Reducción de la fuerza motora o pérdida de sensibilidad en piernas o brazos.
  • Pérdida de control de la vejiga o del intestino.

¿Qué es la cirugía de la estenosis espinal?

La cirugía de la estenosis espinal ayuda a reabrir el canal espinal. Su objetivo es descomprimir la médula espinal o el nervio para restaurar la función y estimular la curación. Existen tres tipos principales de cirugía de la estenosis espinal:

  1. Laminectomía: Un cirujano extirpa el hueso, los ligamentos y los espolones que ejercen presión sobre los nervios. Pueden hacer un corte grande -lo que se conoce como cirugía abierta- o realizar una cirugía mínimamente invasiva de la estenosis espinal con varias incisiones pequeñas, utilizando luces y pequeñas cámaras para ver el interior del cuerpo.
  2. Fusión espinal: La fusión vertebral une las vértebras para reducir el movimiento de la columna. El cirujano puede utilizar varillas metálicas o tornillos para fusionar las vértebras hasta que crezca hueso nuevo entre ellas. Alternativamente, pueden recuperar hueso de otra zona para estimular un nuevo crecimiento. Las fusiones vertebrales a veces acompañan a las laminectomías.
  3. Foraminotomía: El cirujano extiende la parte de las vértebras donde los nervios se ramifican hacia el resto del cuerpo a través de una salida llamada foramen. En otras palabras, una foraminotomía amplía la abertura del agujero para que el nervio pueda salir sin ser comprimido. Este procedimiento es menos invasivo que una laminectomía, pero no suele ser suficiente para las estenosis espinales más extendidas y extensas.

Qué esperar al recuperarse de una operación de estenosis espinal

Qué esperar al recuperarse de una operación de estenosis espinal

Es probable que el hospital le dé el alta para iniciar la recuperación dos o tres días después de la intervención. Es importante limitar ciertas actividades como agacharse, torcerse, levantar objetos pesados y conducir. Evite las actividades que puedan dificultar la recuperación, como las tareas domésticas, las labores de jardinería, el ejercicio y el tabaco. Su médico le facilitará una lista de actividades que puede y no puede realizar para garantizar un proceso de recuperación fluido y satisfactorio.

Intente también evitar permanecer sentado durante periodos prolongados. Aunque una actividad excesiva puede interferir en la recuperación de la cirugía de estenosis espinal, una actividad demasiado escasa también puede afectar a la curación. Su médico puede ayudarle a determinar un plazo adecuado para reanudar sus actividades normales.

Dependiendo del alcance de la intervención y de las restricciones que tenga tras la operación, el médico también puede recomendarle fisioterapia. La fisioterapia suele realizarse dos o tres veces por semana durante cuatro a seis semanas. Su fisioterapeuta y su médico determinarán si son necesarias sesiones adicionales después de este plazo.

Cuándo puede esperar ver resultados tras someterse a una operación de estenosis espinal

Es probable que el dolor y la inflamación empiecen a disminuir en las primeras semanas tras la operación de estenosis espinal. Al cabo de unas cuatro a seis semanas, la mayoría de las personas pueden reincorporarse cómodamente al trabajo sin los analgésicos prescritos. Sé suave con los movimientos y deja que el dolor te guíe.

Concertar una cita en el New York Spine Institute

Concertar una cita en el New York Spine Institute

Si cree que puede padecer estenosis espinal, nuestro equipo del New York Spine Institute de Long Island puede ayudarle. Especializados en diversas afecciones ortopédicas y de la columna vertebral, le ayudaremos a crear un plan de atención personalizado para que pueda recibir el tratamiento necesario para su recuperación.

Ofrecemos una amplia gama de servicios especializados, desde el tratamiento del dolor hasta la neurocirugía y la fisioterapia. Nuestras opciones de diagnóstico y tratamiento pueden ayudar a aliviar los síntomas de la estenosis espinal, comenzando su viaje hacia la recuperación para que pueda reanudar sus actividades normales y estilo de vida. Póngase en contacto con nosotros en línea hoy mismo para obtener más información sobre nuestros servicios o concertar una cita.