Comprender la depresión postoperatoria

Entender la depresión postoperatoria

Recuperarse de una operación es un proceso físico y emocional. Las operaciones suelen ser invasivas, por lo que es de esperar que se sienta muy emocionado después de la cirugía.

Conozca más sobre qué es la depresión postoperatoria y cómo puede prevenirla o tratarla.

¿Qué es la depresión postoperatoria?

La depresión postoperatoria es común. Puede ser frustrante o física y emocionalmente doloroso sentir una repentina pérdida de control sobre la mente o el cuerpo. La tristeza, el sentimiento de culpa, la dismorfia corporal, los cambios de humor y la ansiedad son comunes después de la cirugía.

Sin embargo, la depresión postoperatoria se caracteriza por sentimientos graves y continuos de tristeza y desesperanza después de la cirugía.

Signos de depresión postoperatoria

Junto con el dolor físico, la melancolía postoperatoria puede llevar a la depresión. Los síntomas de la depresión suelen interpretarse erróneamente como efectos secundarios de la cirugía o de la medicación.

Los signos de que puedes estar luchando contra la depresión incluyen:

  • Fatiga o exceso de sueño
  • Pérdida de apetito
  • Ansiedad o tristeza severas
  • Sentimientos de desesperanza
  • Pérdida de interés por las actividades normales
  • Aumento del estrés
  • Estar fácilmente irritado o agitado

Si le preocupa que usted o un ser querido pueda estar sufriendo una depresión, hable con su médico inmediatamente.

Cómo tratar la depresión postoperatoria

Obtenga más información sobre cómo tratar o prevenir la depresión postoperatoria:

  • Descansa mucho: El descanso es vital en el postoperatorio. Establezca un horario de sueño levantándose y acostándose a las mismas horas y evitando las largas siestas diurnas.
  • Come de forma saludable: Una dieta equilibrada proporciona la nutrición que tu cuerpo necesita para recuperarse. Bebe agua y come de forma equilibrada con muchas frutas, verduras y cereales integrales. También puedes darte un capricho con tus productos favoritos, como las galletas Oreo y los macarrones, con moderación. Evita el alcohol y limita el consumo de alimentos procesados.
  • Salga al exterior: El aire fresco y el sol pueden hacer maravillas para la mente y el cuerpo. La vitamina D es esencial para reforzar el sistema inmunitario, y el olor de un jardín cercano o el tacto de la tierra bajo los pies pueden levantar el ánimo al instante.
  • Establece objetivos: Márcate pequeños objetivos. Su objetivo puede ser tan sencillo como leer un libro o pasear por el barrio. Cumplir los objetivos te mantendrá motivado para seguir progresando.
  • Rodéese de amigos y familiares: Mantén a tus seres queridos cerca y mantén la sonrisa, la risa y el entretenimiento para combatir los sentimientos de soledad o tristeza.
  • Póngase en contacto con su médico: Manténgase en contacto con su médico mientras se cura e infórmele de cualquier síntoma inusual o revelador de depresión postoperatoria.

Más información sobre el NY Spine Institute

Póngase en contacto con nuestro equipo del NY Spine Institute para obtener más información.