New York Spine Institute Spine Services

Espasmos de espalda: Qué significan y cómo manejarlos

Espasmos de espalda: Qué significan y cómo manejarlos

By: Timothy T. Roberts, M.D. FAAOS

Dr. Roberts earned his Doctorate of Medicine from Tufts University School of Medicine in Boston, Massachusetts. He completed his orthopedic residency at Albany Medical College. Dr. Roberts then went on to complete the neurosurgery/orthopaedic spine surgery-combined fellowship at the prestigious Cleveland Clinic. Following graduation, Dr. Roberts worked for several years in a large private practice in Florida, but has since returned to his native New York.

Tanto si es la primera vez que te encuentras con un espasmo de espalda como si has tenido varios, sabes que pueden ser increíblemente incómodos, dolorosos y aterradores. Pero no te preocupes: tenemos muchos consejos para mantener a raya los espasmos de espalda. Conozca los síntomas, las causas y qué hacer para los espasmos de espalda en esta guía.

¿Qué es un espasmo de espalda?

Un espasmo de la espalda es una contracción, punzada o convulsión repentina e involuntaria de uno o varios músculos de la columna vertebral. Los espasmos de espalda pueden producirse en cualquier parte de la espalda, ya sea inferior, media o superior. Sin embargo, los espasmos lumbares suelen ser los más comunes.

Un espasmo en la espalda puede ir desde un dolor sordo hasta un dolor agudo, incapacitante y debilitante. Puede surgir sin previo aviso o comenzar como un leve tirón que se vuelve cada vez más doloroso.

Los espasmos de la espalda suelen producirse por lesiones y sobrecarga muscular. Un espasmo de espalda también puede indicar una afección más grave, como un microdesgarro alrededor de un disco vertebral.

Cosas como posiciones incómodas al dormir, agacharse, levantar peso o incluso sentarse y estar de pie pueden a veces provocar espasmos, pero la causa exacta no siempre está clara. Sin embargo, muchos espasmos de espalda tienen su origen en lesiones musculares leves, como los esguinces.

Signos y síntomas de los espasmos de espalda

Dependiendo de la gravedad del espasmo de espalda, puede causar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Un nudo apretado
  • Dificultad para moverse o agacharse
  • Calambres repentinos y esporádicos
  • Debilidad muscular en piernas o brazos
  • Pérdida de control de los intestinos o de la vejiga
  • Debilidad, entumecimiento u otras sensaciones extrañas en un lado del cuerpo
  • Pérdida de sensibilidad en una o varias extremidades
  • Reducción del equilibrio y la coordinación

¿Qué causa los espasmos de espalda?

Algunas causas comunes de los espasmos musculares en la espalda son

  • Mala postura: Una postura inadecuada al estar de pie o sentado puede forzar los músculos de la espalda.
  • Lesión leve: Un esguince o una distensión muscular resultante de una torsión, una flexión o una caída anormal puede desencadenar un espasmo de espalda.
  • Sobrecarga muscular: Los movimientos de levantamiento pesados, repetitivos y prolongados de los trabajos manuales o los deportes pueden lesionar e inflamar los músculos de la espalda, especialmente si no hay suficiente descanso y recuperación.
  • Carencias de nutrientes: La falta de minerales y vitaminas esenciales, como el magnesio, el potasio y la vitamina D, puede interferir con la función muscular, causando dolor de espalda y espasmos.
  • Estrés y ansiedad: El estrés y la ansiedad pueden tensar los músculos de la espalda y el cuello. Esta tensión muscular prolongada puede provocar espasmos y rigidez.
  • Falta de actividad física: Una actividad física regular insuficiente puede debilitar los músculos de la espalda y del abdomen, lo que puede provocar dolores de espalda recurrentes o espasmos.
  • Hernia discal: Una rotura o hernia de disco se produce cuando el disco se comprime, se agrieta y sobresale de la columna vertebral. Esto puede dificultar su capacidad de movimiento o de ejercicio, causando potencialmente una debilidad muscular que conduce a espasmos en la espalda.
  • Artritis: La artritis inflamatoria que afecta a la columna vertebral -como la artrosis y la espondilitis anquilosante- puede desencadenar espasmos dolorosos en la espalda. Al igual que ocurre con otras enfermedades dolorosas y crónicas, las personas con artritis pueden reducir su actividad física, lo que puede provocar debilidad muscular y espasmos.
  • Afecciones de la columna vertebral: La espondilolistesis hace que una parte de la columna se salga de su posición, mientras que la estenosis espinal es el estrechamiento del canal espinal que ejerce presión sobre los nervios o la médula espinal. Ambas afecciones pueden causar dolor de espalda, inflamación, rigidez y espasmos musculares.
  • Fibromialgia: La fibromialgia es una enfermedad crónica que implica dolor y sensibilidad en múltiples áreas corporales. Las personas con fibromialgia suelen sufrir espasmos musculares.

¿Quién es más susceptible de sufrir espasmos de espalda?

Aunque cualquier persona puede sufrir espasmos de espalda, los siguientes grupos son especialmente propensos a ellos:

  • Deportistas y trabajadores que levantan regularmente objetos pesados
  • Personas con enfermedades crónicas de la espalda y la columna vertebral
  • Personas con estilos de vida sedentarios y debilidad muscular
  • Personas con mala postura y baja ingesta de nutrientes

Algunos otros factores de riesgo para los espasmos lumbares son

  • Edad
  • Exceso de peso
  • Fumar
  • Estrés emocional y otras condiciones psicológicas

¿Cómo se diagnostican los espasmos de espalda?

¿Cómo se diagnostican los espasmos de espalda?

El médico puede solicitar una radiografía para buscar signos de fractura ósea o artritis. La radiografía puede ir acompañada de otras imágenes de diagnóstico, como una resonancia magnética, para obtener una mejor visión de los músculos y otros tejidos blandos. Estos exámenes también pueden ayudar a identificar posibles problemas con los discos o el flujo sanguíneo alrededor del lugar afectado.

Explicar sus síntomas con detalle también puede ayudar a su médico a proporcionar un diagnóstico preciso. Comenta detalles como la gravedad de tu dolor de espalda, cuándo empezaste a tener espasmos, con qué frecuencia se producen y qué cosas alivian el dolor.

Ya sea que haya comenzado a tener espasmos después de una lesión deportiva, de tomar un medicamento o de mover un mueble pesado, conocer estos detalles en su totalidad puede ayudar a su médico a determinar la causa y el método de tratamiento adecuado para sus espasmos.

¿Cómo se gestionan y tratan los espasmos de espalda?

A continuación se presentan algunos métodos de tratamiento y gestión comunes si se pregunta cómo detener los espasmos de la espalda:

  1. Descanso: Siéntate o túmbate en una posición cómoda en una cama o sofá. Al acostarse, doble ligeramente las rodillas y coloque una almohada debajo de ellas para aliviar la presión sobre la espalda. Intenta evitar las posturas retorcidas o el sentarse erguido en la cama, ya que pueden tensar los músculos de la espalda.
  2. Masaje: Masajear la zona afectada puede ayudar a reducir la tensión muscular y detener un espasmo. Aplique una presión suave y mueva la mano en movimientos circulares durante un minuto aproximadamente.
  3. Compresas calientes y frías: Cuando se produzca un espasmo, ponte hielo en la zona afectada durante unos 20 minutos para reducir el dolor y la inflamación. También puedes aplicar una compresa de calor para relajar el músculo y estimular el flujo sanguíneo. Alterne entre compresas frías y calientes según sea necesario.
  4. Medicamentos de venta libre: Los medicamentos de venta libre como el naproxeno y el ibuprofeno pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación.
  5. Técnicas de relajación: Los ejercicios de respiración profunda pueden ayudar a aliviar la tensión muscular y reducir el estrés.
  6. Actividad de bajo impacto: Es importante descansar uno o dos días, pero la inactividad prolongada puede agarrotar los músculos y retrasar la curación. Dé breves paseos evitando las superficies irregulares y las colinas. También puedes probar con algunos estiramientos suaves para la zona lumbar o con un rodillo de espuma para relajar los músculos.

El médico puede recetar medicamentos si los espasmos de la espalda no mejoran con los cuidados caseros. También pueden recomendar ejercicios o fisioterapia para mejorar la fuerza y la flexibilidad de los músculos de la espalda. La atención constante es la clave del tratamiento de los espasmos de espalda. Asegúrese de acudir a todas las citas con el médico y póngase en contacto con él si tiene algún problema.

Visite el New York Spine Institute para el tratamiento de los espasmos de la espalda

Visite el New York Spine Institute para el tratamiento de los espasmos de la espalda

Si busca atención para los espasmos de espalda, nuestro equipo del New York Spine Institute puede ayudarle. Como uno de los centros ortopédicos y de columna vertebral de múltiples especialidades más grandes del estado, podemos determinar y abordar la causa raíz de sus espasmos musculares y encontrar el mejor enfoque de tratamiento.

Ofrecemos una serie de servicios especializados que incluyen el diagnóstico, el tratamiento del dolor, la fisioterapia y mucho más. Nuestros especialistas altamente capacitados pueden ayudar a aliviar sus síntomas y prevenir futuros espasmos.

No deje que los dolorosos y molestos espasmos de espalda interrumpan sus actividades y su vida normal. Póngase en contacto con nosotros hoy mismo para concertar una cita.