¿Qué es el espasmo hemifacial?

El espasmo hemifacial describe espasmos intermitentes indoloros unilaterales de los músculos involucrados en la expresión facial. Por lo general, el espasmo comienza alrededor del ojo y se extiende hasta afectar toda la mitad de la cara. Sin embargo, los espasmos pueden afectar solo la parte superior o inferior de la cara y pueden estar asociados con un lagrimeo excesivo. También los espasmos hemifaciales persisten durante el sueño.

¿Qué causa el espasmo hemifacial?

El espasmo hemifacial, en la mayoría de los casos, se produce cuando un vaso sanguíneo comprime el nervio facial cuando sale del tronco encefálico. En raras ocasiones, los tumores, quistes o malformaciones vasculares pueden comprimir el nervio facial a medida que sale del tronco encefálico, lo que provoca un espasmo hemifacial. La esclerosis múltiple que afecta el tronco encefálico también puede causar espasmo hemifacial.

¿Cómo se diagnostica el espasmo hemifacial?

Los síntomas de presentación del paciente son exclusivos de la enfermedad y con frecuencia son suficientes para diagnosticar definitivamente el espasmo hemifacial. A menudo se obtiene una resonancia magnética del cerebro y del tronco encefálico para asegurarse de que un tumor, un quiste, una malformación vascular o una esclerosis múltiple no sean la causa del espasmo hemifacial.

¿Cómo se trata el espasmo hemifacial?

El tratamiento del espasmo hemifacial es principalmente quirúrgico. Los medicamentos (como la carbamazipina y la fenitoína) generalmente fallan como tratamiento para el espasmo hemifacial. El tratamiento quirúrgico para el espasmo hemifacial consiste en exponer el nervio facial a medida que sale del tronco encefálico e identificar el vaso sanguíneo que comprime el nervio. Luego, este vaso sanguíneo se separa del nervio con un trozo de fieltro de teflón.