Torn Meniscus

Si le han diagnosticado una rotura de menisco, o cree que sus síntomas coinciden con esta afección, nuestros especialistas en ortopedia están aquí para apoyarle. Podemos ayudar a diagnosticar, tratar y, cuando sea necesario, proporcionar opciones de cirugía segura*.

Programe su cita

Por qué elegir el New York Spine Institute

Quality Care

Los especialistas en ortopedia de NYSI proporcionan una atención de alta calidad y un tratamiento personalizado en nuestras oficinas de la gran ciudad de Nueva York y Long Island.

Industry Leaders

Guiados por el Dr. Alexandre B. De Moura, FAAOS, nuestro equipo de especialistas puede ayudar a elaborar planes de tratamiento completos para nuestros pacientes.

Multiple Languages

Proporcionamos una atención inigualable a nuestros pacientes no sólo por ser especialistas en nuestros campos, sino también por hablar varios idiomas diferentes: español, portugués y ruso.

Comprender las causas de su rotura de menisco

Ambas rodillas tienen una pieza de cartílago en forma de C que protege la tibia del fémur (meniscos). Cuando se sufre una rotura de menisco, se siente dolor, hinchazón o incluso rigidez. Suele producirse por un traumatismo causado por la torsión o la hiperflexión de la articulación de la rodilla.

Los deportistas son más propensos a sufrir una rotura de menisco debido a la agresiva torsión y giro de la rodilla. A medida que envejece, también puede tener un mayor riesgo de sufrir una rotura de menisco.*

Diagnóstico de la rotura de menisco

Ya sea por un traumatólogo o por su médico, la rotura de menisco puede diagnosticarse mediante un examen físico. El médico le pedirá que mueva la rodilla y la pierna en diferentes posiciones para averiguar de dónde procede el dolor.*

Incluso puede requerir una prueba de imagen, que puede realizarse mediante una radiografía o una resonancia magnética. Ambas pruebas pueden ayudar a descartar otras afecciones que pueden mostrar síntomas similares.*

Opciones de tratamiento para la rotura de menisco

En el caso de una rotura de menisco, a menudo se recomienda un tratamiento conservador como el reposo, la medicación o el hielo. Este tipo de tratamiento puede ayudar a aliviar el dolor de la afección y su lesión puede curarse por sí sola. También puede acudir a un especialista en el tratamiento del dolor en función de sus síntomas actuales y su nivel de dolor.*

También puede ser un buen candidato para la fisioterapia, que puede ayudar a fortalecer los músculos alrededor de la rodilla y en las piernas. Esta opción de tratamiento puede ayudar a sostener y estabilizar la articulación de la rodilla.*

Si la rehabilitación o el reposo no alivian el dolor, puede ser candidato a la cirugía. Si el desgarro no se puede reparar, es posible que haya que realizar una intervención quirúrgica a través de un artroscopio en la que hay que recortar quirúrgicamente el menisco.*

¿Necesita una consulta para su rotura de menisco?

Programe su cita